martes, 8 de agosto de 2017

FIESTA DE LA VENDIMIA EN MONTILLA, CORDOBA

Un gran honor el de ser pregonero este año de la vendimia en Montilla. Gracias montillanos y montillanas, gracias Alcalde Rafael Llamas y toda la Corporación del Ayuntamiento de Montilla. 

El Ayuntamiento de Montilla ha dado a conocer esta mañana la designación del periodista Ezequiel Martínez Jiménez, antiguo director y presentador del programa Tierra y Mar de Canal Sur Televisión, como pregonero de la Fiesta de la Vendimia Montilla-Moriles 2017, que dará comienzo el próximo uno de septiembre. Junto a Martínez Jiménez, el canal de televisión andaluz estará asimismo presente de la mano del programa Andalucía Directo, que recogerá el testigo de la Ruta Quetzal BBVA como capataz de honor de las fiestas.


Las tres entidades organizadoras de este evento –Ayuntamiento de Montilla, Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Montilla-Moriles y la Hermandad de la Virgen de las Viñas– han querido poner en valor con su designación la labor de promoción de "los valores y entidad andaluza" tanto del nuevo pregonero de la Fiesta de la Vendimia, como del programa dirigido por Modesto Barragán.

En concreto, el periodista Ezequiel Martínez ha dirigido durante más de veinte años el programa Tierra y Mar, uno de los espacios emblemáticos de Canal Sur Televisión y referente informativo del sector primario andaluz. Un programa de actualidad vinculado a la agricultura, la pesca y la ganadería andaluzas, siempre desde una visión sostenible, e interesándose por los problemas e inquietudes de las mujeres y hombres dedicados a estas actividades.

Su labor al frente del programa Tierra y Mar ha sido reconocida con multitud de galardones como el Premio Andalucía de Periodismo, el Premio Nacional de Medio Ambiente, el Premio de la Asociación de Telespectadores de Andalucía (ATEA) o el Premio Andalucía "Agricultura y Pesca", entre otros.

De esta forma, Ezequiel Martínez, profundo conocedor de la agricultura andaluza y de la cultura vitivinícola de Montilla-Moriles, será el encargado de pregonar la Fiesta de la Vendimia 2017 en el patio de las Bodegas Pérez Barquero, el próximo uno de septiembre.

Un acto que servirá de pistoletazo de salida para una celebración que un día después, el sábado 2 de septiembre, celebrará el relevo de capataz de honor y el nombramiento de capataces de bodega y campo en el castillo de Montilla. Mientras tanto, el domingo se procederá a la pisa y ofrenda del primer mosto a la Virgen de las Viñas, en la Plaza de la Merced.

Capataz de honor

El título de capataz de honor de la Fiesta de la Vendimia Montilla-Moriles pasará este año de manos de un programa televisivo a otro. Así, Modesto Barragán, como director del programa Andalucía Directo de Canal Sur Televisión, recogerá el testigo de la Ruta Quetzal, un programa fundado en 1979 por el periodista español Miguel de la Quadra-Salcedo, que fue designado capataz de honor en la pasada edición de las fiestas.


Nacido en enero de 1998 con la retransmisión de las cabalgatas de Reyes Magos celebradas en las ocho provincias andaluzas, Andalucía Directo, con casi 5.000 programas a sus espaldas, se ha convertido en uno de los programas televisivos más longevos en España, en el que se analizan, a través de reportajes y conexiones en directo, temas de interés general donde los principales protagonistas son los andaluces.

De esta forma, el Ayuntamiento de Montilla, Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Montilla-Moriles y la Hermandad de la Virgen de las Viñas han querido reconocer con su nombramiento como capataz de honor la labor de promoción realizada por Andalucía Directo de los valores e idiosincrasia de los municipios andaluces y, más concretamente, de aquellos que conforman la comarca de Montilla-Moriles.

miércoles, 2 de agosto de 2017


EL TURISMO NUESTRO DE CADA DÍA....

El Turismo está en una encrucijada. Renovarse o morir. El Turismo o los nuevos colonizadores y conquistadores que llegados de todas partes vienen a nuestra tierra, a nuestro país, en son de paz, con la sonrisa bien puesta y muchas ganas de conocer, de ver, de admirar todas aquellas maravillas que han visto en las televisiones de sus países,  en las revistas especializadas y en los suplementos periodicos de viajes y de turismo. Algunos, ojalá fueran muchos, se habrán documentado bien con la lectura de varios libros y agendas sobre el país que visitan, otros vendrán a sorprenderse. El buen viajero vendrá bien informado. Es una nueva colonización que trae su cultura, sus culturas, sus costumbres, sus formas de entender el mundo para adaptarse durante unas semanas o unos días, a las culturas y costumbres de las ciudades que visitan. Creo que el turismo ha sido y es, la invasión más pacífica y democrática de la historia de la Humanidad. El turista no llega con intención de apoderarse ni de dominar el pais, las ciudades que visita, su intención sólo es llevarse recuerdos, souvenires, gratas experiencias, vivencias cortas y sobre todo las cámaras y los smartphones llenos de fotos para luego mostrar algunas a los amigos en su pueblo o ciudad de origeny en el país cercano o lejano del que provienen. Durante su estancia harán decenas, cientos de fotos, y enviarán algunas a sus amigos y familiares que no pudieron acompañarles en ese viaje anhelado.
Hoy el turismo está en la picota del debate. La masificación hace que en determinados lugares o ciudades el turismo, los turistas, estén en el punto de ira de los nativos que empiezan a verles como invasores, como ejércitos que irrumpen en sus calles, en sus patios, toman las acerasy las plazas, impiden el pasear tranquilamente, incomodan en las terrazas que se extienden fuera de los bares , cafeterias y restaurantes y ocupan el espacio por donde hace años transitábamos hablando, y ahora hay que ir mirando para no entorpecer tu el momento ocioso de los turistas.
En 2016 llegaron a España más de 75 millones de visitantes que se dejaron más de 77.000 millones de euros. De ellos los más, 18 millones fueron a Cataluña; 13 millones a Canarias y a Baleares; a Andalucía vinieron 10,6 millones y a Valencia 7,8 y a Madrid, 5,8 millones de turistas.
En Cataluña, en Barcelona y en alguna otra ciudad ya ha habido protestas por parte de algunos ciudadanos que ven a los turistas como invasores que les rompen su forma tranquila de vida. En Baleares, en Palma, también ha habido protestas. En el Sur donde todo se relaja y el nivel de tolerancia es mayor no ha habido esas protestas a pesar de que las incomodidades en ciudades como Sevilla y Córdoba, Granada y Málaga también se notan.
El Turismo aporta  más de 110.000 millones de euros a la economía española y supone más del 11% del PIB. El Turismo español es un referente mundial. En el primer semestre de este 2017, el número de turistas llegados a España ha aumentado un 6,2% , con respecto al mismo peíodo de 2016. Y luego están los miles, centenares de miles de puestos de trabajo que se generan en hoteles, bares, restaurantes, eventos especiales de cara al turismo, que disminuyen en los meses calientes las listas del paro. Pero, también están las incomodidades, las hordas invasoras en culotes, en shorts, en camisetas sin mangas, a bordo de unas chanclas, ya sea en pleno verano o en las más benignas estaciones de primavera y verano. Y luego están los pisos que se alquilan a los turistas de forma legal, algunos, de forma opaca y negra, muchos otros, y que no declaran al fisco por esa actividad, y estásn las protestas de los hoteleros, y de la gente que paga impuestos y ve como los turistas se instalan en pisos que les cuestan menos, o no. Los taxistas se benefician de los turistas, también las heladerías, y las tiendas en general, a las que estos entran para hacer algunas compras y llevarse detalles para la familia allá en Noruega, en Hamburgo, en Amsterdam, en Tokio, en México DF, en Ohio, en Buenos Aires, en Pekín, o en Katar, o Rabat.
Hay que buscar fórmulas sostenibles para que el turismo lo sea, y no se convierta en oleadas humanas incapaces de controlar. Habrá que reducir los paquetes de turismo para que los grupos sean más reducidos y su estancia y las visitas a los lugares se pueda garantizar. Habráque poner carteles y acaso sancionar a aquellos determinados turistas que se comporten como en la jungla, sin respetar normas de convivenciay descanso, sobre todo en horas nocturnas, noches ruidosas, bares de copas galácticos, de los que salen sonidos fuertes e infernales, y exigir al turista un cierto decoro en su forma de vestir, por respeto a los nativos que tratarán de hacerles su estancia más agradable. No hablo de prohibir, hablo de ciertas normas para evitar que en un restaurante de la costa entre algún individuo o individua a comer en tanga, o semidesnudo. Y hablamos del ruido nocturno en algunas calles y pisos en las noches veraniegas en las que el gozo y el libertinaje de algunos turistas pueden entrar en colisión con el derecho al descanso de los nativos sugridores del turismo, aunque también beneficiarios. las autoridades deberían pensar más en un futuro sostenible para el turismo. Los nativos ciudadanos deberían pensar también antes de lanzarse a protestar, poner pintadas y a pinchar ruedas( se empieza con esto y se acaba en la guerra urbana) en ser más tolerantes con una actividad que puede ser incómoda pero que revierte en pingues beneficios para nuestra maltrecha economía y para nuestro mercado laboral.










viernes, 30 de junio de 2017

   El calabacino, una ecoaldea del neoruralismo 
                                                                                                                                                                                                 El calabacíno, pedanía de Alajar, parque natural Sierra Aracena y Picos de Aroche, Huelva. 105 habitantes según censo Ayuntamiento, según vecinos son cerca de 140. Más de 60 adultos y medio centenar de niños y jóvenes, una rareza en el mundo rural que tiende a despoblarse. Cuenta con una ermita de 1749, de planta cuadrada y bóveda vaída. En el siglo XIX, el Clabacino llegó a tener 600 habitantes. En 1920, lo habitaban 230 personas. Se fue despoblando y en los años 70 del siglo XX, algunos hippies y bohemios encontraron aquí su paraíso. Ocuparon casas derruidas y abandonadas, las fueron restaurando y hoy hay unas 47 viviendas, con algunas yurtas o tiendas nómadas.  Los jóvenes hippies forman hoy una comunidad amable de pequeños productores hortelanos, músicos, licenciados con algun trabajillo temporal, mujeres jóvenes con varios hijos que saben del dicho popular: si bebes del agua de la fuente, te quedarás preña. Viven pacíficamente, armoniosamente en paz con ellos mismos y con la madre naturaleza. Hoy el Calabacín es un ejemplo de lo que se ha dado en llamar el neoruralismo, o una forma social de convivencia: la ecoaldea, en la que se vive en contacto con la naturaleza, con una filosofía de vida sostenible, respetuosa con el medio natural, procurando consumir productos ecológicos que ellos mismos cultivan en sus huertos.  Algunos de la comunidad son: Cecilia, con 2 niñas y Daniel, con un niño; Luis; Darma, 4 hijos y 4 nietos; Rosa con una niña de 2 años; Ili, mujer nacida en Alemania sube con el burro cargado de la compra en Alajar. Felipe y Maria, 5 hijos y 3 nietos. Él lleva aquí desde 1988, y su casa es una de las más acogedoras y mejor conservadas. Irene, hija de Felipe y María está en segundo de ESO, en Alajar, e irá al Instituto a Aracena. Los colegios de Alajar tienen vida gracias a estos niños y niñas de El calabacíno. Cecilia y Daniel, músicos y artistas viven en una yurta en la parte alta de la aldea, al igual que Sebastián, padre de Río que mira a su niña columpiándose felizmente. Carel holandés y Susane, alemana del Este que se vino a España 3 años después de derribarse el muro de Berlín en 1989, es decir, en 1992, el año de la Expo de Sevilla. Tienen su casita con placas solares para la electricidad y el agua caliente, como casi todas las casitas y yurtas de El Calabacino que son construcciones sostenibles, con mínimo gasto energético, lo que contribuye a mitigar los efectos del Cambio Climático. Jota nació en Merida ,estudió Filosofía y Antropología, y es instructor de artes marciales. Jota y María tienen dos niños Luka de 4 años y Sabina de 2. Tienen una denuncia del Parque natural con multa, pena de cárcel y amenaza de derribo de la ecovivienda que ha construido Jota con materiales nobles, madera de castaño, roble y sabina, pacas de paja protegidas con sal de borax, sobre pilotes y cimentación bastarda; las autoridades le piden cárcel porque al parecer la ecovivienda construida no reúne las condiciones exigidas por la legislación urbanística. Y al igual que jota, otras personas se ven amenazados por parecidas circunstancias. Beca, norteamericana está citada en 10 días a una vista en el Juzgado de Aracena.  Estas personas, estas familias han escogido una forma de vida en contacto con la naturaleza, cuidan del monte, de las fuentes y manantiales, de las acequias o cimbras subterráneas, cuidan y limpian, el camino real empedrado que une Alajar con Castaño del Robledo. Han acordado que los coches se queden en la parte baja del Camino Real para no contaminar. Suben a la ecoaldea, andando o en burro si suben muy cargados. Estas jóvenes familias garantizan el relevo generacional en esta parte de la sierra de Huelva y son un ejemplo como custodios del medio ambiente y del medio rural vivo que ellos  dignifican. Son pacíficos y solidarios. Ayudemosles a seguir viviendo libremente en el Calabacíno de forma sencilla y sustentable, ejerciendo la autogestión. No les presionemos con exigencias burocráticas, con medidas coercitivas que les inciten a marcharse, dejando al medio natural desprotegido y al pueblo vacío, sin vida. Animemosles a que sigan viviendo en esa Arcadia feliz, el Calabacíno.








martes, 27 de junio de 2017

ENCUESTA DE CONCIENCIACION SOBRE CAMBIO CLIMATICO


martes, 27 de junio 2017

Nueva Encuesta de la Realidad Social de Andalucía

El 98% de los andaluces considera que el cambio climático en un hecho real que está aconteciendo

La mayoría de la población cree que “deberíamos anticiparnos a sus consecuencias” y “reducir el consumo energético”, aunque se muestra poco dispuesta a contribuir a poner freno al cambio climático si las acciones implican un esfuerzo económico

Encuesta de la Realidad Social
Cerca de la totalidad de los andaluces, el 97,9%, considera que el cambio climático es una realidad, frente al 0,7% que opina que no está sucediendo y un 1,4% que no sabe posicionarse o no contesta. Además, el 81,3% de los encuestados atribuye una alta probabilidad a que, en los próximos veinte años, en Andalucía se produzca en un aumento significativo de las temperaturas, el 42,7% piensa que se incrementará el proceso de desertificación, el 39% alude a un aumento del nivel del mar y el 17,3% estima un incremento de la emisión de gases de efecto invernadero o de los incendios forestales (7,2%).
Son datos de la última Encuesta de la Realidad Social de Andalucía (ERSA),  que recoge las percepciones sobre el conocimiento, las valoraciones y los comportamientos de la sociedad andaluza ante el cambio climático. La encuesta, que ha sido realizada en el mes de mayo a una muestra de 1.000 personas mayores de 16 años, está dividida en tres bloques temáticos para conocer en profundidad este fenómeno: conocimiento, creencias e importancia otorgada al cambio climático; conocimiento y valoración de los andaluces sobre las políticas de actuación frente al mismo y la predisposición a actuar frente al cambio climático. Los resultados de esta encuesta se dan a conocer después de que la Agencia Estatal de Meteorología haya indicado que España ha vivido la primavera más cálida de los últimos 52 años -desde 1965 hay registros unificados para el conjunto del país - y pocas semanas después de que se hiciera público que EEUU ha optado por enterrar el Acuerdo sobre el Cambio Climático firmado en la cumbre de París en 2016, eliminar la reducción de las emisiones contaminantes y recuperar la explotación de energías fósiles.
La situación medioambiental andaluza, mejor que la española
Con respecto al primero de los bloques, la encuesta describe a un ciudadano andaluz satisfecho con la situación medioambiental en el entorno más cercano. Para el 84,5%, la situación medioambiental es "muy buena" o "buena" en su provincia de residencia, para un 83,2% lo es en Andalucía y un 83% en su municipio, mientras que en el ámbito estatal se recoge la percepción menos positiva con un 76,8%.
Aunque exista una percepción favorable de la situación medioambiental en el ámbito local, y un 29,6% de los encuestados no identifique ningún problema concreto, sí hay un número elevado de andaluces (70,4%) que señala que existen una serie de problemas, tales como "la suciedad en las calles" (37,1%), "la gestión de las basuras y residuos sólidos urbanos" (27,1%) o "la contaminación del aire" (25,4%). Cuanto mayor es el municipio de residencia, mayor consenso existe al señalar como problema la contaminación del aire y la suciedad en las calles. Sin embargo, el problema relacionado con las basuras y residuos sólidos urbanos está más presente en ciudades medias y preocupa sobre todo a los más jóvenes o a los que tienen mayor nivel formativo.
Los resultados de esta encuesta también confirman que una amplia mayoría de los consultados conocen cuáles son los mecanismos a través de los que se produce el fenómeno del cambio climático. El 94,2% señala como verdadero que se contribuya empleando carbón, petróleo a gas o que la emisión de gases de efecto invernadero es la principal causa de este fenómeno (93,5%), aunque parece más difícil reconocer otras afirmaciones falsas. Por ejemplo, el 44,8% acierta situando como falso que "el cambio climático está causado por el agujero en la capa de ozono", mientras que el 34,1% no lo hace.
Por último, en lo que respecta al grado de importancia que le otorgan los andaluces a este fenómeno, destaca que a nivel estrictamente personal se le otorga un grado medio de relevancia de 7,22 en una escala de 0 a 10, mientras que en el conjunto de la sociedad andaluza es superior, con una puntuación media en la misma escala de 7,87.
Conocimiento y valoración de las políticas
En lo que respecta al conocimiento de los andaluces sobre quién tiene las competencias ambientales, seis de cada diez reconocen a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio como el organismo competente en la protección medioambiental en Andalucía. Además, cerca de tres de cada diez piensa que esta competencia es compartida con la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.
En cuanto a la identificación de los colectivos y agentes que deben ser los encargados de actuar en pro de la lucha ante el cambio climático, el 77,2% atribuye esta responsabilidad a los gobiernos supranacionales; el 63,3% a las empresas y la industria y seguidos de los gobiernos nacionales con un 55,5%.
Llama la atención cómo todos los niveles de Gobierno son valorados con un "regular" por su gestión en la lucha contra el cambio climático: Más de la mitad de los consultados califican como "regular" la gestión de la Diputación provincial (53,9%) y la de su Ayuntamiento (50,9%). En cambio, existe algo menos de consenso al otorgar esta misma calificación para la labor de la Junta de Andalucía (47,5%) y la del Gobierno de la Nación (44,5%) en esta materia.
En lo que respecta a las medidas planteadas por las administraciones para luchar contra el cambio climático destacan que nueve de cada diez encuestados están "de acuerdo" o "muy de acuerdo" con llevar a cabo acciones que contribuyen a la mejora de la calidad de vida sin repercutir en un esfuerzo, como por ejemplo, promover e incentivar la educación medioambiental (97,6%), destinar más fondos a la creación de zonas verdes y plantación de zonas de arbolado (96,8%), o la emisión de un bono de transporte público para el acceso de la población a los centros urbanos (92,9%).
Ocho de cada diez andaluces también están a favor de peatonalizar los centros urbanos (80,1%) y limitar el acceso al centro de los vehículos contaminantes (79,7%) mientras que cinco de cada diez se muestran en contra de restringir aún más la velocidad del tráfico tanto en la demarcación municipal (51,9%) como en autovías y autopistas (58%).
Predisposición a actuar frente al cambio climático
En el tercero de los capítulos de la Encuesta de la Realidad Social de Andalucía se aborda la predisposición a actuar frente al cambio climático. Ante la pregunta de "¿qué deberíamos hacer?", la población andaluza responde mayoritariamente: el 96,95 piensa que "debemos anticiparnos a las posibles consecuencias del cambio climático" y además debemos "reducir el consumo energético" (96,3%). También es mayoritaria la postura de que debemos "confiar en que la ciencia moderna solucionará el problema del cambio climático" (95,5%) y que debemos "fomentar el uso de las tecnologías más eficientes" (94,6%).
En consonancia con los resultados anteriores, entre las prácticas medioambientales compartidas por la totalidad de los andaluces en su vida cotidiana se encuentran procurar una ‘racionalización' del consumo eléctrico (97,4%) mediante el apagado de luces innecesarias o la adquisición de productos de ahorro energético, entre otras acciones, pasando por intentar reducir el volumen de residuos generados y participar en el proceso de reciclado (92,3%), hasta adoptar medidas para economizar agua (82,1%).
Acompañando a estas prácticas comunes, la mitad de los encuestados (50,5%) también intenta reducir el consumo de artículos desechables, comprar productos no nocivos con el medio ambiente (40,6%) y reducir el uso del vehículo particular (38,3%). Sin embargo, tan sólo un 4% de los encuestados manifiesta haber mejorado el aislamiento de su vivienda para favorecer el ahorro energético.
La participación en diferentes iniciativas ciudadanas para luchar contra el cambio climático, sin embargo, no está tan extendido entre la población andaluza. Entre las presentadas, la más secundada es realizar otro tipo de actividades de respeto ambiental a través de la educación de los hijos o la participación en redes sociales (55,8%) y el 23,1% de los andaluces apoya a través de estas redes acciones medioambientales o asiste a manifestaciones. Asimismo, la implicación en acciones colectivas puntuales organizadas es escasa: un 15% manifiesta haber participado en campañas de repoblación, un 11% lo ha hecho en actividades de limpieza pública y el 2,3% en labores de extinción de incendios.
Por último, la encuesta pone de manifiesto que, en general, los andaluces no muestran predisposición a realizar un esfuerzo económico para contribuir a la protección ambiental, ya que la amplia mayoría de la población indica no estar dispuesta a pagar un 10% adicional por su consumo. Sólo para el caso de los alimentos, el 45,8% de los andaluces afirma asumir este esfuerzo, seguido por el 27,2% que lo admitiría para el transporte público. El 84,9% y un 94,4% de los andaluces se muestra muy reacio a asumir un gasto adicional en el caso del combustible o la calefacción y solo el 19% de los encuestados pagaría esta tasa en los vehículos eléctricos o híbridos, y el 15% en los electrodomésticos más ecológicos, en la electricidad y en el combustible.
Los andaluces más jóvenes con nivel formativo superior residentes en centros rurales o ciudades pequeñas y estudiantes son los que menos reacios son a adoptar el cargo económico en los productos presentados con un objetivo pro ambiental.
Encuesta de la Realidad Social de Andalucía
La Encuesta de la Realidad Social en Andalucía (ERSA) es un proyecto de investigación del Centro de Estudios Andaluces, dirigido por el catedrático de Sociología de la Universidad de Granada Juan Montabes, destinado a conocer el estado de la opinión pública andaluza sobre temas de calado social, económico y político. La última de las entregas fue la dedicada al conocimiento y consumo cultural en Andalucía mientras que en 2016, se abordaron temas como la valoración de la pertenencia de España a la Unión Europea con ocasión de su 30º aniversario; la inmigración y la emigración de la población andaluza; o la valoración del servicio de Policía Municipal y de Emergencias 112.
Todos los informes correspondientes a las diferentes oleadas de la ERSA se encuentran publicados en la página web del Centro de Estudios Andaluces disponibles para su libre descarga.


miércoles, 21 de junio de 2017


PRIMAVERA CALUROSA, VERANO CALUROSO. 
EL CAMBIO CIMATICO NOS ENVIA EMISARIOS ADVIRTIENDO DEL PELIGRO, PERO TRUMP Y COMPAÑIA, COMO LOS MONOS, NO QUIEREN VER NI OIR

Las previsiones de la Agencia Española de Meteorología no son buenas para este verano.
En Andalucía las temperaturas registradas en el mes de mayo han superado en más de un grado la temperatura media registrada en el ciclo histórico de mayo.
Por provincias, mayo ha registrado las siguientes medias: Málaga, 1,2 grados más; Sevilla, 1,4º C; Huelva, 1,6 más; Almería, Cádiz y Córdoba:  2º C más de media; Jaén, 3,2ºC más; y Granada, 3,7ºC más. La ola de calor de varios días que hemos padecido llegó a su cénit (no a su punto álgido) el viernes 16 de mayo, con 43,3 ºC en Sevilla, y con termómetros marcando 50º C en la calle. Hoy y hasta el viernes las temperaturas bajarán sensiblemente uns 3 grados, pero volverán a los 42 ºC el sábado y domingo, y descenderán a partir del lunes. Todo apunta a que esta primera ola de calor anuncia un verano caluroso, que esperemos sea soportable. El 23 de julio de 1995 se alcanzaron en Sevilla 46,6 ºC. El mes de julio de 2015 fue el más caluroso de Sevilla en los últimos 57 años.

El Cambio Climático va realizando su trabajo sordo, silencioso, pero contundente, y los dirigentes mundiales no acaban de asumir su responsabilidad con el más grave problema que tiene el futuro de la Humanidad. La irresponsable actitud del Presidente USA, Donald Trump, queriendo desmarcarse de los avuerdos añcanzados por EEUU bajo la Presidencia reciente de Barack Obama, no es solamente un acto irresponsable y suicida por parte de este personaje de comic. La posición de este señor dando marcha atrás, a los acuerdos de París y de Marrakech, nos hará retroceder varios años en la lucha contra el Cambio Climático para tratar a la desespetada de mitigar sus efectos desastrosos sobre el Planeta que afectarán a la forma de vida de nuestros sucesores en lapróxima centuria. Las emisiones de GEI a la atmósfera han pasado de 375 ppm, en los años 90, a las más de 400 ppm actuales. La Tierra se calienta debido en parte a las actividades humanas. La temperatura media del Planeta está subiendo perceptiblemente. Si no somos capaces de frenar una subida media de la temperatura del Planeta de 2ºC de aquí a finales de este siglo XXI, las futuras generaciones tendrán serios problemas para sobrevivir en determinadas zonas del Planeta. Los glaciares se van derritiendo en los polos, sobre todo en el Ártico, no tanto en la Antártida. El agua dulce de esos giganescos glaciares va a parar a los océanos y a los mares, que sufrirán acidificación, y se rompe el equilibrio de la corriente del Gulf Stream que recorre el Atlántico y desplaza una gran masa de agua cálida desde el Golfo de México hacia el AtlánticoNorte. Es una corriente superficial que se anula a unos cien metros de profundidad.Tuene una anchura de más de milkilómetros. Se desplaza a 1,8 m/s , y su caudal es de 80 millonesdem3 /segundo.

Para contrarestar estas inquietantes noticias, os diré que ya he recogido buena parte de la cosecha de ciruelas que me está dando el ciruelo con frutas de la variedad Mirabel (amarillas), y ya he preparado una deliciosa mermelada que me ha quedado un poco líquida, pero con muy buen sabor. Las ciruelas son un excelente laxante natural y aportan agua, calorías, hidratos de carbono,proteínas, fibra, grasa,vitamina C, vitamina A y carotenoides








LA TRASHUMANCIA, UN NOBLE OFICIO EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

(REPORTAJE PUBLICADO EL MATES 6 DE JUNIO EN LOS9 DIARIOS DEL GRUPO JOLY EN ANDALUCIA)



martes, 20 de junio de 2017

Joaquín Sabina: "Lo niego todo"

Joaquín Sabina llenó el espacio dispuesto en el estadio Olímpico de Sevilla, el pasado domingo 18 de junio. Unas 12.000 personas abrrotaron el espacio dispuesto por la organización para este concierto que comenzó pasadas las diez de la noche con el mercurio marcando digitos calenturientos de 37 grados C. Alusiones a la alta temperatura y bromas con la voz desgarrada característica del artista, que aunque ha perdido sigue aguantando el tirón: "En el contrato me dijeron que por la noche refrescaba en Sevilla. Esta ciudad es tal para los sentidos , que hasta el sudor huele a Chanel 5".
Ya pesan en su cuerpo los 68-69 años del maestro de Úbeda, Jaén, que ha llevado su música y sus letras hermosas y pegadizas (creadas en Madrid fijándose y viviendo las oportunidades que ofrece una gran capital) por toda España y por varios países de América Latina, como México, Argentina, Uruguay, Chile y otros. Sabina cantó con la voz quebrada temas de pie en el escenario moviéndose por el espacio sin tratar de imitar a Mikel Jaegger, pero manteniendo el tipo. Luego se sentó en un tabutete para tocar las diferentes guitarras que sacó a escena, señalando que su geriatra le aconsejaba sentarse para no cansarse demasiado. La primera parte tocó temas de su último trabajo discográfico: "Lo niego todo", algunos de cuyos temas fueron tarareados por parte del público, un público senior,  pero tambiém medio y juvenil, cantidad de jóvenes de veintitantos, treinta y tantos y cuarentones y de ahí para arriba, y muchos se compraron el caracetrístico bombín que se vendía a la entrada como las banderas y bufandas en los accesos a los campos de fútbol. La gente le cantó, le vitoreó, y le faltó decirle: torero, torero, no sé si porque lo de la tauromaquia es políticamente incorrecto, o por la presión de algunos bárbaros incivilizados e inhumanos, que aunque se creen muy humanitarios, gozan y se alegran en las redes bárbaras, con la muerte de un torero como acaba de ocurrir con la muerte del vasco de Orduña, Iván Fandiño, cogido de muerte cuando hacía un quite por chicuelinas en una plaza del sur de Francia. Esta gentuza que se alegra de la muerte de una persona, no merece más que el desprecio de la Humanidad de la que no forman parte. Los músicos que acompañan a Sabina interpretaron varios temas: Pancho Varona "La del pirata cojo", Marita Barros "Hace tiempo", compuesta por Sabina tras una conversación y anécdota de Joaquín con García Márquez; Antonio García de Diego cantó "Ala orilla de la chimenea" y Jaime Asúa "Seis de la mañana". Pero cuando el estadio vibró fue en la segunda parte con las canciones cuyas letras van impresas a fuego, drogas, alcohol, sexo y rockanroll: "Y nos dieron las diez", "Ahora qué", "Una canción para la Magdalena", "19 días y 500 noches"; "Por el bulevar de los sueños rotos"; "Noches de boda", y "Princesa", entre otras inolvidables canciones cuyas letras fueron coreadas por el público y recibidas con satisfacción por el cantante que cerró con bises y cerró con:"Pastillas para no soñar". Tal como vimos a Joaquín Sabina, con 68 cumplidos y una mala salud de hierro, creo que le quedan unos pocos años más en los escenarios, no muchos, ojalá me equivoque y podamos seguir oyéndole en directo otros diez años, pues quien no se emociona con: "con un corazón tan cinco estrellas, que hasta que el hijo de un dios, que la vio, se fue con ella, y nunca le cobró, la Magdalena".  ó "Donde habita el olvido": Una vez me contó un amigo común que la vio donde habita el olvido".